Buscar

Leyendo en Fulham

El grupo de lectura de literatura latinoamericana y española en West London

Etiqueta

Un toque y me voy

Primeras ideas sobre Intemperie

Hay mucha, mucha tela para cortar en Intemperie de Jesús Carrasco. Vamos a dejar lo grueso para la discusión pero quiero hacer un par de comentarios.

Primero y antes que nada, no se asusten: la mitad de las palabras no se entienden (me empeñé en usar el diccionario las primeras páginas y después desistí). Sin duda el vocabulario utilizado (sin duda puede haber un poco de altanería) te hace aterrizar de golpe en un escenario rural español (bueno, esto de español no sé del todo porque tampoco se las palabras rurales que usan en América Latina).

Segundo: al autor. Y al mundo alrededor del autor. Jesús Carrasco hizo su debut editorial con esta novela a los 40 (todavía hay esperanzas). La novela fue alabada por la crítica española e internacional y antes de ser publicado en castellano ya se había vendido a varios países y traducido a 13 idiomas. Las críticas son unánimemente benéficas: han encontrado al gran escritor español joven. Incluso he leído alguna que otra corrección de crítica que enaltecen el libro desmarcándose de lo que se había dicho antes. Hay algo así como un fervor de la industria editorial por este autor y me da la sensación que es complicado ir contra corriente. Leí por ahí que alguien pensaba como la editorial lo estaría esperando para su próximo libro y que no le gustaría estar en los talones de Carrasco. De hecho en estas semanas se publicó el segundo libro La tierra que pisamos y no gustó tanto.

Seguir leyendo “Primeras ideas sobre Intemperie”

Anuncios

Un grupito de amigos en El Club

¿Qué mejor que en Semana Santa que ver una peli de curas? Bueno, yo no sabía que El Club de Pablo Larraín era de curas y mucho menos de ese tipo de curas.

Argumento: cuatro tipos y una mujer viven en un remoto pueblo costero chileno. Durante el día entrenan a un galgo que es una estrella en las carreras que se celebran el fin de semana y les hace ganar mucho dinero. De repente esta hermosa quietud y calma se detiene cuando un cura es enviado a vivir allí y uno descubre que ellos cuatro también son curas y ella es una monja. Ni bien llega el nuevo cura un desconocido se pone a gritar en la puerta de la casa acusando al nuevo cura de pedófilo. Los antiguos habitantes le piden que salga a asustar al desconocido para que se vaya y le dan un revolver. El cura, efectivamente, sale de la casa apunta al desconocido y, sin decir palabra, se vuela la cabeza.

Bueno, eso es solo el inicio.

A partir de ahí las autoridades eclesiásticas envían a la casa a un cura “burocrático” encargado de llevar adelante una investigación de lo sucedido. Es evidente desde el principio que lo único que él desea es cerrar esa casa. De hecho en el último tiempo este nuevo burócrata se ha encargado de ir cerrando estas casas a largo del país. Es evidente que estas casas son lugares en donde la Iglesia deja estacionados a los curas que han tenido “problemas”.  Pero claro: nadie cuenta nada de nada. Nadie quiere contar que es lo que ocurrió el día en que el cura nuevo se suicidó. Ni nada.

Seguir leyendo “Un grupito de amigos en El Club”

La historia de mi arrepentimiento con Hebe Uhart

Después de esgrimir complejas explicaciones para escapar de su ella y su libro, casi sin querer cayó en mis manos y me puse a leer (reconozco mi absoluta ignorancia en los inicios de esta historia de la autora) un libro de Hebe Uhart.

En el incio todo fue distinto. Cuando estuve en Buenos Aires en mi librería del barrio me ofrecieron un libro de ella pero no me tentó. O mejor dicho me alejé de él por dos motivos. Primero, Hebe era el nombre de profesora de Geografía de segundo y tercer año del colegio. Ella me ensenó (mejor dicho me obligó a acordarme de memoria) los ríos y cadenas montañosas de Europa y Oceanía (tercero año) y Asia y África (segundo año). Segundo porque no entendí el apellido y al combinar el nombre y el apellido me parecía una escritora Mexicana o Peruana o, no se, tal vez, Alemana pero claramentente no argentina. Y yo queria leer argentines. (Punto aca para resaltar la tonteria que puede ser un principio de europeizacion del cual tengo que escaper: yo me llamo Andres Tacsir y no es muy argentino que digamos; o major dicho ¿Qué nombre me parecía lo suficientemente argentino para leer? ¿Diego Maradona? ¿Jorge Luis Borges?).

Seguir leyendo “La historia de mi arrepentimiento con Hebe Uhart”

De paso por Buenos Aires

Estuve en Buenos Aires unos días. Entre muchas otras cosas, me reuní con mucha gente, explore librerías, participe de interminables discusiones (muy porteños, esto) sobre todo tipo de temas. Política, destino, amor, viajes, futuro, cine, literatura, el papado estuvieron en la mesa de discusiones.

En este paso por Baires aproveché para acercarme un poco y tímidamente a literatura argentina de autores recientes. Ya dejado de lado Borges y compañía me quise sumergir un poco en escritores que aún viven o han producido la mayor parte de su obra en las últimas dos o tres décadas. Y en especial, quería ver como estaba el panorama de los autores “jóvenes” digamos hasta 45 años (aclaro: tiemblo al escribir esta oración). Seguir leyendo “De paso por Buenos Aires”

El golpazo del boxeador polaco

Siempre es agradabilísimo encontrarse con hermosas sorpresas cuando uno lee autores que no conoce. Esos libros que uno los saborea, los relee, los piensa, toma notas, busca referencias y hace todas esas cosas que uno hace cuando está entusiasmado. Y eso es justamente lo que me pasó con “El boxeador polaco” de Eduardo Halfon. En breve, no solo me gustó sino que me hizo pensar mucho.

Acá abajo dejo algunos de los puntos principales que rescaté que pueden servir para nuestra charla este domingo:

  • Parecen cuentos pero no sé del todo si, efectivamente, lo son. Finalmente en todos ellos hay referencias cruzadas a las otras historias y aunque se podría decir que cada uno de ellos es una historia cerrada también se podría leer como capítulos de una novela. Una novela en que un profesor, escritor va reflexionando sobre como contar la historia de su abuelo. (Historia que, finalmente, ni siquiera sabe si es verdadera).

Seguir leyendo “El golpazo del boxeador polaco”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑