Buscar

Leyendo en Fulham

El grupo de lectura de literatura latinoamericana y española en West London

Tal vez no tan circular pero interesante

Tuvimos otra muy buena discusión sobre De noche andamos en círculos de Daniel Alarcón.

Empecemos por las formalidades: primero, un nuevo miembro y muy activo. Bienvenido. Que lea muchos libros. Segundo, hicimos al comenzar una ronda donde cada uno hablo un par de minutos sobre el libro que logro abrir algunas puertas que no eran tan obvias para otros de los presentes (me incluyo obviamente). Tercero, estamos empezando a darle más espacio al que efectivamente leyó  el libro sobre el que no leyó; todo el mundo es bienvenido pero parece razonable dar más espacio al que leyó. Trataremos de seguir, con vaivenes seguramente, esta ruta…

La trama, muy básicamente: un viejo autor de teatro, Henry Núñez, quien fue encarcelado por en un régimen represivo y de censura decide volver a representar la obra que lo llevo a la cárcel en todo el país ahora que la guerra contra el terrorismo ha terminado y se respira un ambiente democrático. Resucita su compañía y juntos a él parten los dos otros actores: su amigo de toda la vida Patalarga y Nelson un joven que lo admira desde que es un niño. En uno de los pueblos Henry se topa con el pasado en forma abrupta: conoce a la familia de quien fue su compañero de celda durante su encierro y de quien se enamoró perdidamente en cautiverio. El amante de Henry, Rogelio, murió calcinado en un incendio en la prisión (provocado por las propias autoridades) pero la madre con alguna enfermedad tipo Alzheimer no lo sabe. A partir de ahí Nelson deberá actuar de Rogelio ante su madre. Para eso Nelson debe dejar su vida en la ciudad donde lo espera una ex novia/amante que está embarazada (yo nunca supe de quien); finalmente la vieja muere de una caída y Nelson es acusado de esa muerte por el hermano de Rogelio (que si sabía sobre su muerte y que es un pesado). Nelson escapa de su encierro en uno de esos pueblos pero se siente perseguido por el hermano. Finalmente termina en la cárcel al ser acusado del asesinato (¿que no cometió?) del novio de la amante.

(Ahora que lo escribo me doy cuenta todo lo que pasa. Por Dios que novelón!!! Casi como que parece una de las historias que contaba Pedro Camacho en La tia julia y el escribidor).

Seguir leyendo “Tal vez no tan circular pero interesante”

Anuncios

La historia de mi arrepentimiento con Hebe Uhart

Después de esgrimir complejas explicaciones para escapar de su ella y su libro, casi sin querer cayó en mis manos y me puse a leer (reconozco mi absoluta ignorancia en los inicios de esta historia de la autora) un libro de Hebe Uhart.

En el incio todo fue distinto. Cuando estuve en Buenos Aires en mi librería del barrio me ofrecieron un libro de ella pero no me tentó. O mejor dicho me alejé de él por dos motivos. Primero, Hebe era el nombre de profesora de Geografía de segundo y tercer año del colegio. Ella me ensenó (mejor dicho me obligó a acordarme de memoria) los ríos y cadenas montañosas de Europa y Oceanía (tercero año) y Asia y África (segundo año). Segundo porque no entendí el apellido y al combinar el nombre y el apellido me parecía una escritora Mexicana o Peruana o, no se, tal vez, Alemana pero claramentente no argentina. Y yo queria leer argentines. (Punto aca para resaltar la tonteria que puede ser un principio de europeizacion del cual tengo que escaper: yo me llamo Andres Tacsir y no es muy argentino que digamos; o major dicho ¿Qué nombre me parecía lo suficientemente argentino para leer? ¿Diego Maradona? ¿Jorge Luis Borges?).

Seguir leyendo “La historia de mi arrepentimiento con Hebe Uhart”

De paso por Buenos Aires

Estuve en Buenos Aires unos días. Entre muchas otras cosas, me reuní con mucha gente, explore librerías, participe de interminables discusiones (muy porteños, esto) sobre todo tipo de temas. Política, destino, amor, viajes, futuro, cine, literatura, el papado estuvieron en la mesa de discusiones.

En este paso por Baires aproveché para acercarme un poco y tímidamente a literatura argentina de autores recientes. Ya dejado de lado Borges y compañía me quise sumergir un poco en escritores que aún viven o han producido la mayor parte de su obra en las últimas dos o tres décadas. Y en especial, quería ver como estaba el panorama de los autores “jóvenes” digamos hasta 45 años (aclaro: tiemblo al escribir esta oración). Seguir leyendo “De paso por Buenos Aires”

(Tres libros) Tarde pero seguro

Quería escribir una pequeña entrada cuando cumpliéramos 25 libros leídos. Pero se me pasó; ya vamos por los 28… pero, como dice el dicho, más vale tarde que nunca. Además, la obsesión con el 25 me recuerda  a la famosa historia del velorio de la madre de Borges. Brevemente, la historia es así: en 1975, a los 99 años y pocos días antes de cumplir los cien, murió Leonor Acevedo de Borges, la madre del escritor. En el velorio, una mujer dio el pésame a Borges y comentó: “Peeero… pobre Leonorcita, morirse tan poquito antes de cumplir los 100 años. Si hubiera esperado un poquito más…”.Y  Borges le dijo: “Veo, señora, que es usted devota del sistema decimal”. Seguir leyendo “(Tres libros) Tarde pero seguro”

Sobre el titulo de Nocturno de Chile

Al desayunar leí el mail que envía (todos los días?) el Instituto Cervantes de Milán. Hoy era sobre Nocturno de Chile, libro que hemos leído en el grupo. Yo lo leí dos o tres veces y me parece un exquisito libro. Mi amigo Manolito dice que junto con Estrella Distante son los dos libros que cierran la historia de las dictaduras en la literatura en el Cono Sur. No sé si es verdad, pero me gusta pensarlo así. Sobre todo porque según Manolito lo hace con una distancia, tacto, frialdad y al mismo tiempo agudeza que dan la sensación de estar viendo a Bolaño respirando hondo al dar vuelta una página, la página.

Seguir leyendo “Sobre el titulo de Nocturno de Chile”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑